LA BUROCRACIA SINDICAL EN LA PRIMERA REVOLUCIÓN RUSA: DE LOS “SINDICATOS POLICIALES” DE ZUBATOV A LA ASAMBLEA DE GAPON

Contenido principal del artículo

Carlos Mignon
Daniel Gaido

Resumen

El surgimiento y consolidación en el seno de la clase obrera de un estrato social —la burocracia sindical— que, aunque tenga su origen en dicha clase, con el tiempo adquiere privilegios e intereses que lo llevan a defender posiciones contrarias a la independencia política de los trabajadores, desarticulándolos políticamente y subordinándolos al Estado burgués, es un fenómeno universal del capitalismo. En este artículo, describiremos los intentos realizados por el zarismo ruso de crear artificialmente una burocracia sindical bajo la égida de la policía entre 1898 y 1905. La peculiaridad de la experiencia rusa durante los años inmediatamente anteriores a la revolución de 1905 reside en el hecho de que no tuvo lugar, como ocurrió usualmente en otros países, mediante el otorgamiento de la libertad de huelga, de reunión y de asociación a los trabajadores y mediante la cooptación gradual de su estrato dirigente por el Estado burgués, sino como resultado de una iniciativa del Ministerio del Interior, y dentro de él de la Policía Secreta (Ojrana), en contraposición tanto a la política oficial del zarismo, que no legalizó los sindicatos hasta 1906, como a la del Ministerio de Finanzas, que controlaba a los inspectores de fábrica y era particularmente sensible a las presiones de los capitalistas. Las contradicciones de dicha política estallaron con la masacre perpetrada por el zarismo durante el “Domingo Sangriento” del 9 de enero de 1905, que dio comienzo a la primera revolución rusa y condujo a la legalización parcial de la actividad sindical.

Detalles del artículo

Sección
Sección Monográfica