De Res Architettura

Al pensar en la arquitectura lo primero que emerge es una referencia a la imagen, como proyecto y como concreción física, sin embargo esta es, al menos, una apreciación parcial, una lectura que no es suficiente para abarcar el horizonte complejo de lo que Leon Battista Alberti
denomina la res architettura.
Este autor al usar en su tratado esta expresión y oponerla a la de res aedificatoria advierte sobre ese plus que hace que una construcción sea arquitectura, y es justamente este
aspecto el provoca la gran dificultad con la que tropieza hoy la disciplina, esa ambigüedad entre teoría y praxis, dualidad necesaria para superar la mera factualidad de la técnica y asumir la dimensión poietica de la disciplina.
La necesidad de comenzar a construir un andamiaje que nos permita abordar nuestras cuestiones disciplinares en un horizonte donde sean integrados los componentes que definen la esencia misma de la Arquitectura parece exigir no confundir lo que denominamos investigación proyectual (la que desarrollamos en el cotidiano ejercicio profesional) de la investigación científica (la cual todavía exige andar mucho camino).
Difícilmente pueda transferirse a nuestra disciplina, de manera directa y taxativa, los postulados que regulan la acción de los investigadores en el horizonte de las  denominadas ciencias duras, pero tampoco es razonable que asumamos como propias, sin adecuación alguna,
los desarrollos de las ciencias sociales. Consideramos que ha llegado el momento de comenzar a discutir estos aspectos y socializar las diferentes miradas.

Núm. 2 (2017)


Portada