Una guerra mundial entre el hombre y el bicho ¿Hacia el regreso del Estado de bienestar?

Contenido principal del artículo

Carlos Escudé

Resumen

En Plagas y pueblos, la revolucionaria obra de 1976 en que desarrolló la tesis de que la historia de la humanidad es la historia de la enfermedad, el historiador de Chicago William McNeill pronosticó: “A medida que el siglo se aproxima a su cierre, el regreso de las enfermedades infecciosas parece casi seguro” (p. 10).


Casi veinte años más tarde, en 1994, la periodista Laurie Garrett, Premio Pulitzer y Senior Fellow del Programa de Salud Global del Council on Foreign Relations, publicó otra obra anticipatoria, titulada nada menos que La plaga venidera. Allí advierte que “el aumento dramático en el movimiento global de gente, bienes e ideas es la fuerza subyacente a la globalización de la enfermedad” (p. 2).


En otras palabras, la plaga venidera, que ya ha caído sobre nosotros, no constituye “el fin de la globalización”, como diagnosticaron algunos, sino su culminación. Ahora el bicho viaja en avión, y vertiginosamente entrecruza mares y continentes en nuestras mochilas globalizadas. Las epidemias se convierten en pandemias, y así como el hombre alberga enfermedades infecciosas, la humanidad es en sí misma una enfermedad del planeta.

Detalles del artículo

Sección
Noticias y Reportes